Sintomas frenos en mal estado - Todo para tu coche - carapp
Sintomas frenos en mal estado

Síntomas frenos en mal estado

Los síntomas del mal estado de los frenos pueden pasar desapercibidos o manifestarse de forma clara. Es uno de los elementos del coche más importantes y muchas veces no prestamos la atención que merecen y para la mayoría de conductores los frenos son unos desconocidos, al igual que los síntomas que nos indican un mal estado o un grave problema. Los frenos raramente fallan completamente de forma repentina, presentan síntomas de desgaste que suelen agravarse progresivamente con el paso del tiempo.

Veamos cuales son los síntomas de frenos en mal estado más comunes:

Pedal demasiado duro:

La más común es que las pastillas de freno están cristalizadas por falta de uso, o manchadas de liquido de freno
Otra de las causas puede ser el servofreno, si necesitamos mucha fuerza para frenar puede haberse averiado. Conviene revisar el líquido de frenos, puede ser que no esté dando el rendimiento habitual.

Consigue aquí un taller que te ayudará a revisar los frenos de tu coche

Puedes hacer tu cita de inmediato en tu taller más cercano

Vibración del pedal:

La causa más habitual son los discos de freno alabeados, es decir doblados. Aunque tampoco debemos olvidar que otra causa de vibración puede ser un mal equilibrado de las ruedas o el paralelo del vehículo, pero si ocurre solamente al pisar los frenos, en la mayoría de los casos suelen ser frenos alabeados.

Chirrido al frenar:

La humedad y la suciedad (polvo o partículas metálicas que desprende la pastilla) pueden ser uno de los motivos por los que los frenos chirrían.
Otra opción es el desgaste de las pastillas, o que se han cristalizado. Incluso puede deberse a un mal estado del disco de freno.

Pedal blando:

En este caso una de las posibilidades es que haya entrado aire en el circuito o la falta de líquido. También puede tratarse de un problema mecánico relacionado con que la pinza del freno se haya gripado, o bien el pistón de ésta o los latiguillos no funcionen correctamente.

Una o varias ruedas se bloquean:

Si alguna o varias ruedas se bloquean en una frenada que no sea de emergencia, podemos tener claro que alguna pieza mecánica no funciona de forma correcta. Otra causa puede ser que los cables de freno estén enganchados y hacer que alguna rueda quede frenada.

Pérdida en la capacidad de frenada:

Si los frenos del coche pierden eficacia en caliente, puede deberse a un desgaste excesivo de las pastillas.
Otro motivo puede ser lo que se conoce como “fading” (un uso intensivo del sistema de frenos provoca la fatiga de los mismos) Esto sucede si realizamos una conducción muy agresiva, a alta velocidad y abusando de los frenos de forma continua. Las pastillas o discos de freno superan su temperatura óptima y pierden la adherencia.

Consejos relacionados que te recomendamos leer