Sistema eléctrico del coche - tu coche es más eléctrico de lo que piensas

Electricidad del coche

Electricidad y electrónica del vehículo: tu coche es más eléctrico de lo que piensas

Los sistemas eléctricos y electrónicos de tu coche controlan todo tipo de funciones. ¿Sabes cuáles?

La electricidad se puede considerar como uno de los grandes hallazgos de la humanidad. Está en todas partes: en los rayos que caen durante una tormenta, en los cables que alimentan una bombilla e incluso en nuestro propio cerebro. De hecho, nuestras neuronas utilizan impulsos eléctricos para comunicarse entre ellas. Así que no te extrañará saber que tu coche utiliza mucha más electricidad de la que piensas, aunque sea de los que equipan un motor térmico convencional.

La electricidad en los vehículos es fundamental para todo tipo de funciones. De hecho, sin electricidad ni siquiera llegarían a arrancar. Piensa en ese momento en que la batería se agota: o le aportas electricidad de alguna manera, o el vehículo no será capaz de moverse. Sin embargo, su importancia va mucho más allá. El sistema eléctrico de tu coche alimenta todo tipo de dispositivos y es parte imprescindible en uno de los principales avances que ha experimentado el mundo de la automoción: la electrónica.

 

Algunas nociones sobre el sistema eléctrico del vehículo

En función del tipo de motorización que equipe tu vehículo, su sistema eléctrico tendrá unos componentes u otros. Es decir: ese apartado será diferente si monta un motor de combustión, uno híbrido, con sus distintas variables, u otro eléctrico. También si cuenta con funciones como Start/Stop o conducción a vela. Las posibilidades son muy variadas.

En el caso de los vehículos convencionales, gasolina o diésel, su sistema eléctrico cuenta con algunos elementos fundamentales como la batería, el motor de arranque y el alternador. A estos los acompañan otros muchos como los relés, los fusibles, el cableado, las lámparas e incluso las bujías y calentadores, por citar solo algunos de los más importantes.

El sistema eléctrico se subdivide, a su vez, en otra serie de subsistemas que seguro que te resultan familiares: el sistema de generación y almacenamiento, el sistema de encendido, el sistema de arranque, el sistema de inyección de gasolina, el sistema de iluminación y los instrumentos de control.

Cada uno de ellos se encarga de una función fundamental del vehículo. Por ejemplo, que no se quede sin electricidad durante la marcha por muchos kilómetros que recorras o de generar la chispa necesaria dentro de un cilindro para que el vehículo se pueda mover, en el caso de los coches de gasolina.

Consigue el taller de tu preferencia

Puedes hacer tu cita de inmediato en tu taller más cercano

Electrónica del automóvil, el gran aliado

De coordinar y controlar el desarrollo de todas las funciones eléctricas del vehículo se encarga, a su vez, el sistema de control electrónico. Lo hace a través de una centralita o unidad de control del motor (UCE) y diversos módulos de control orientados a distintos sistemas de vehículo. Para recibir la información adecuada y dar las órdenes pertinentes, este sistema emplea multitud de sensores y actuadores.

Entre los módulos que incluye el sistema electrónico del automóvil se encuentra el sistema de gestión del motor, que se encarga de regular la inyección del combustible, el tiempo de ignición, la función de las válvulas y el arranque del automóvil.

El sistema electrónico del vehículo es lo más parecido a un cerebro que tiene un automóvil. Recibe información, la procesa y envía las instrucciones precisas a cada uno de los sistemas del vehículo.

 

Cómo cuidar el sistema eléctrico de tu coche

Como te habrás imaginado ya, el buen funcionamiento del sistema eléctrico del vehículo es tremendamente importante. La energía eléctrica es fundamental para el funcionamiento del motor, pero también para muchos otros aspectos como tu comodidad durante el viaje e incluso tu seguridad. Sin ella, no hay aire acondicionado, la iluminación no te permitirá ver y ser visto, el sistema de frenado ABS no funcionará y la dirección asistida se endurecerá, por poner solo algunos ejemplos.

Por eso es tan importante mantenerlo en perfecto estado. En esta tarea, hay algunos componentes que son básicos, como la batería o las bujías, que se deben sustituir cada cierto tiempo.

Batería

En el caso de la batería, la vida útil de la que equipan los vehículos más modernos suele rondar los cuatro años. Es muy importante comprobar su estado periódicamente en el taller, pero sobre todo ante la llegada del invierno.

Esto se debe a que la batería es un elemento cuyo rendimiento se ve afectado por las temperaturas extremas, de tal manera que podría quedarse sin amperaje suficiente para arrancar tras una noche de helada. Así que revisar su estado y aparcar el coche en un garaje durante los meses más fríos es una buena estrategia.

Si sabes que no vas a utilizar el vehículo durante bastante tiempo, conviene que desconectes la batería. Esto se debe a que, aunque esté parado, consume igualmente electricidad, por lo que el acumulador podría perder su carga poco a poco. Solo hay que liberar los bornes: primero el negativo (cable negro) y después el positivo (cable rojo).

Bujías

En el caso de las bujías, también se trata de elementos que deben sustituirse cada cierto tiempo. Su función consiste en encender la mezcla en el interior del vehículo. El libro de mantenimiento del vehículo indicará cuándo exactamente, pero el intervalo suele situarse entre los 40.000 km y los 60.000 km. Unas bujías en mal estado pueden perjudicar al rendimiento del motor.

En cuanto a los motores diésel, si sus calentadores se encuentran en mal estado pueden causar problemas para arrancar en frío. En este caso, es importante controlar su estado al acudir a revisión en el taller, ya que normalmente solo se cambian si no funcionan bien.

También en el taller cuentan con equipos adecuados para comprobar el funcionamiento del sistema electrónico del vehículo y corregir cualquier anomalía que pudiera presentar. De hecho, la creciente complejidad de los sistemas eléctricos y electrónicos de los vehículos hace más aconsejable que nunca acudir a un profesional para realizar cualquier actuación sobre ellos, desde un cambio de batería hasta la sustitución de unas bujías.

¿Te animas a comprobar el funcionamiento del sistema eléctrico de tu vehículo? Es importante que te asegures de que todo marcha bien especialmente ahora que llega el frío. Reserva cita en tu taller para confirmarlo y disfruta de tus viajes en invierno con toda seguridad.

Consejos relacionados que te recomendamos leer

  • Seguridad activa, seguridad pasiva, sistemas de ayuda a la conducción… Así cuida de ti tu vehículo. La lista de sistemas de seguridad que tr

  • El sistema de climatización puede perder su eficacia por distintas razones: pérdidas o fugas de gas refrigerante, filtros obstruidos, proble

  • Ahora que nos acercamos al invierno y escuchamos en las noticias previsiones de lluvia intensa, te damos unos breves consejos para la conduc