Consejos para conducir en lluvia por Madrid carapp App conductor
consejos conducción en lluvia Madrid carapp

6 Consejos para conducir en lluvia

Ahora que nos acercamos al invierno y escuchamos en las noticias previsiones de lluvia intensa, te damos unos breves consejos para conducir en lluvia y así evitar malas pasadas como consecuencia de la reducción de la visibilidad y de la adherencia del asfalto:

6 Consejos para conducir en lluvia

Revisa el estado de tus neumáticos

Tanto la presión como el nivel de desgaste (la profundidad del dibujo del neumático no debe ser inferior a 1,6mm).

No frenes de manera brusca

Incrementa progresivamente la intensidad en el pedal de freno y recuerda que la eficacia de frenado se reduce con la lluvia.

Mantén el parabrisas limpio

Tanto por fuera como por dentro (un cristal sucio hace que se empañe internamente con más facilidad), sustituye las escobillas del limpiaparabrisas si no están en buen estado y aplica un tratamiento repelente de lluvia al parabrisas (si vas a conducir durante un largo periodo de tiempo en condiciones de lluvia intensa).

Te aconsejamos hacer una revisión de tus neumáticos

Puedes hacer tu cita de inmediato en tu taller más cercano

Circula con las luces de carretera encendidas

Para ver y ser vistos (también por el día), y atiende a las luces de los coches que te preceden.

Evita pasar por encima de charcos

Evita pasar por encima de charcos y regueros para no tener problemas de “aquaplaning”.

Aumenta la distancia de seguridad

Cuando circules por carreteras de varias vías, presta atención a los vehículos que te rodean por la cantidad de agua que levantan (sobre todo camiones y buses)

Por último, si la intensidad de lluvia hace reducir la visibilidad hasta dificultar la conducción, para en un lugar seguro y espera a que las condiciones mejoren.

Conclusión:

Mantenerse seguro mientras conduces bajo la lluvia es simple, si hace un esfuerzo consciente para emplear estas precauciones de seguridad. Recuerda que reducir tu velocidad y encender las luces son dos de las formas más simples y efectivas de reducir las posibilidades de un accidente causado por el clima húmedo.

Consejos relacionados que te recomendamos leer