Cómo cuidar tu coche después del temporal | Carapp todo para tu coche
Cómo cuidar tu coche después del temporal

Cómo cuidar tu coche después del temporal … El frío y las heladas

Cómo cuidar tu cohce después del temporal 1era Parte

Estamos en invierno y la mayor parte de nuestro país registra temperaturas “bajo cero”, lo que conlleva mucho frío y heladas.

Si tenemos que utilizar nuestro coche en las primeras horas del día, te recomendamos ser previsor y utilizar los trucos que te damos a continuación,  y así no tendrás problemas para emprender la marcha.

Lo primero que debemos hacer es arrancar el coche para que vaya cogiendo temperatura. Antes de ponerlo en marcha, apagar todo elemento eléctrico que esté encendido como la radio, las luces, la luneta térmica o el climatizador.

Muchas veces debido a las bajas temperaturas el mando a distancia no funciona y es posible que las cerraduras se hayan congelado. En ese caso tenemos varias opciones… Cómo prevención podemos poner en todas las cerraduras unos trozos de cinta aislante, de esta forma protegemos de las gotas de rocío que posteriormente pueden convertirse  en hielo.

En caso de que la cerradura ya esté congelada, podemos usar un producto que todos tenemos en casa, el alcohol, e incluso tirando de imaginación también sería válido el gel hidroalcohólico, en estos tiempos ¿Quién no suele llevar un bote de gel en el bolso o bolsillo de nuestro abrigo?

Una vez abierto, arrancamos el vehículo, pero antes de hacerlo os recomendamos:

Si tienes un coche con motor diésel, dar el contacto dos o tres veces durante unos segundos antes de arrancar para que se alcance la temperatura óptima. Debemos fijarnos que desaparezca el icono en forma de muelle del cuadro de mandos, para arrancar evitando averías.

 

Consigue aquí un taller que te ayudará a revisar tu coche

Puedes hacer tu cita de inmediato en tu taller más cercano

Te decimos cómo cuidar tu coche después del temporal 2da Parte

Después encenderemos la calefacción con el chorro de aire hacia la luna delantera y activaremos el botón de la luna termica para desempañar la trasera.

Nunca se debe esperar a que el motor adquiera temperatura antes de encender la calefacción, el cambio brusco de temperatura puede rajar el cristal.

Mientras que el coche coge temperatura, nos centraremos en la parte exterior de la luna delantera, trasera, y espejos. Pocos conductores son previsores en dejar  levantados los limpiaparabrisas, o tapar la luna delantera y trasera con cartón, por lo que es probable que los limpiaparabrisas a consecuencia del frío y las heladas estén pegados al cristal. Un chorro de alcohol ayudará a despegarlos sin romperlos”, y recordar que nunca se debe accionar el limpiaparabrisas sin haber retirado el hielo del cristal, al igual que no debemos quitar el hielo de las lunas con agua caliente, ya que al haber un contraste elevado del frío al calor pueden estallar.

En caso de no tener a mano alcohol o gel hidroalcohólico nos ayudaremos a eliminar el hielo adherido a los cristales objetos de plástico específicos como rasquetas de plástico. En su defecto, se puede utilizar una tarjeta, cajas de CD… Nunca se tiene que recurrir a elementos metálicos como llaves o herramientas.

Otro de los elementos que no debemos olvidar es la carrocería, la sal que se echa para deshacer el hielo provoca corrosión en la pintura y otros elementos del vehículo, por lo que se recomienda no dejar pasar muchas semanas antes de hacer un buen lavado con máquina de presión.

Igualmente, es preciso verificar los elementos básicos, como el estado de líquidos y, antes de ponernos en marcha, comprobar que responden frenos, dirección y marchas, entre otros.

Consejos relacionados que te recomendamos leer