Climatización del coche, a/a y calefacción del coche - Madrid carapp
climatización del coche - carapp Madrid

Climatización del coche

Mantener en plena forma el sistema de aire acondicionado y calefacción del coche es una gran estrategia. Descubre por qué.

¿Recuerdas aquellos viajes por carretera sin aire acondicionado? Hoy muchos coches tienen sistema de climatización, pero hace unos años no era así. La diferencia entre viajar con él o sin él es abismal. En este último caso, la comodidad de los ocupantes se resiente mucho, especialmente cuando circulamos a pleno sol. Sin embargo, la importancia de la climatización en un vehículo no se queda solo en hacernos sentir mejor al conducir. También nos aporta seguridad.

Climatización del coche: confort, seguridad, salud y ahorro

Lo dicen los datos: un estudio de la Universidad de Wuppertal (Alemania) asegura que las altas temperaturas nos llevan a tomar decisiones equivocadas al volante. Además, aumentan nuestro tiempo de reacción, nuestra agresividad y nos predisponen a cometer errores. Concretamente, apunta que los accidentes aumentan el 11% cuando la temperatura del habitáculo es de 27ºC. Si alcanza los 32ºC, los siniestros se incrementan el 22%.

Todo esto significa que conducir a la temperatura adecuada -entre los 20ºC y los 23ºC- nos ayudará a estar más cómodos y a concentrarnos mejor en la carretera. Por eso contar con un buen sistema de climatización en el coche puede marcar la diferencia en cuanto a seguridad. También mantenerlo en perfecto estado es una buena idea.

 

Síntomas que indican que la climatización no funciona bien

El sistema de climatización puede perder su eficacia por distintas razones: pérdidas o fugas de gas refrigerante, filtros obstruidos, problemas con el compresor del aire acondicionado o un circuito sucio son algunas de ellas. Durante ese proceso, suele ofrecer una serie de síntomas que conviene reconocer y atajar cuanto antes para evitar averías costosas.

Uno de ellos es la aparición de malos olores en el habitáculo. Entre las posibles causas destaca la concentración de bacterias, hongos o polvo, que suelen encontrar un hábitat favorable en el evaporador que equipa el sistema. También un ventilador interior sucio o un filtro obstruido pueden conducir a esta situación.

Otra señal que indica que algo no va bien con el sistema de climatización es su ineficacia a la hora de enfriar el coche. Si el caudal de aire no es suficiente o la temperatura interior del coche tarda mucho en bajar, es posible que exista un problema de saturación del filtro del aire o una falta de gas refrigerante por pérdidas o fugas, entre otros problemas. Incluso el intercambiador exterior puede estar obstruido y provocar que el gas no pueda refrigerar el aire correctamente.

Y si lo que se percibe son vibraciones o ruidos extraños al accionar el sistema de climatización, es probable que sea el compresor del aire acondicionado el que tenga un problema.

Cómo mantener correctamente el sistema de climatización del coche

 

El sistema de climatización del vehículo requiere revisiones y mantenimientos periódicos en el taller para funcionar bien. Incluso existen algunos cuidados que le puede prestar el propio conductor.

Precisamente es en invierno cuando se puede llevar a cabo una labor preventiva muy sencilla para preservar el funcionamiento del sistema de climatización: accionar el aire acondicionado cada 15 días. Aunque lo habitual es que no lo utilicemos hasta que no llega el calor del verano, es aconsejable encenderlo cada poco tiempo. Así conseguiremos que los fluidos circulen y evitaremos obstrucciones. También detectaremos cualquier problema con la suficiente antelación para que el sistema funcione correctamente cuando vuelva el calor.

Además, los conductos del sistema de climatización deben desinfectarse regularmente en el taller, una tarea para la que se suelen utilizar los conocidos como tratamientos de ozono. Esos tratamientos tienen una doble ventaja: además de ayudar a prevenir los malos olores dentro del habitáculo, eliminan la proliferación de bacterias dañinas en el sistema.

En lo referente a los filtros que afectan al sistema de climatización del vehículo, también deben sustituirse de manera periódica. Los fabricantes suelen recomendar el cambio del filtro del aire cada 10.000 km o una vez al año. Por su parte, el del habitáculo, que se encarga de retener polen y otras partículas dañinas, conviene sustituirlo cada 20.000 km. En cualquier caso, estos intervalos pueden variar según el modelo de vehículo y, sobre todo, en función de los lugares por los que suela circular.

Otra de las operaciones de mantenimiento habitual que atañen al sistema de climatización tiene que ver con el gas refrigerante. Hay que tener en cuenta que, especialmente con el paso de los años, los vehículos tienden a perder entre el 10% y el 20% de su carga de gas. Los profesionales de los talleres pueden comprobar su estado y proceder a sustituirlo si lo consideran necesario. Es importante realizar esta operación en un centro de reparación con los equipos adecuados, ya que este gas es contaminante y debe ser tratado bajo ciertos procedimientos.

 

Bonus track: salud y ahorro

Mantener en buen estado el aire acondicionado es bueno para nuestra seguridad y confort, aunque también lo es para nuestra salud. Evitar la proliferación de microorganismos con los tratamientos de ozono y que estos pasen al habitáculo mediante filtros que funcionan correctamente nos evitará reacciones alérgicas e incluso enfermedades.

Si cuidamos del sistema de climatización, también favoreceremos nuestro ahorro. Por ejemplo, la pérdida progresiva del gas refrigerante puede provocar una avería del compresor, cuya reparación es bastante cara, si no se controla su alcance de manera periódica. Esto se debe a que el compresor se verá forzado a trabajar más, un problema que puede influir incluso en el consumo de combustible del coche.

Así que ya lo sabes: seguridad, confort, salud y ahorro. Este es el mantra que debes recordar la próxima vez que pienses en el sistema de aire acondicionado de tu vehículo. Si reservas una cita en tu taller de confianza, podrán verificar que todo funciona correctamente y, si no es así, corregir cualquier problema antes de que vaya a más. ¿Te animas a comprobarlo?

Consejos relacionados que te recomendamos leer

  • Seguridad activa, seguridad pasiva, sistemas de ayuda a la conducción… Así cuida de ti tu vehículo. La lista de sistemas de seguridad que tr

  • El sistema de climatización puede perder su eficacia por distintas razones: pérdidas o fugas de gas refrigerante, filtros obstruidos, proble

  • Ahora que nos acercamos al invierno y escuchamos en las noticias previsiones de lluvia intensa, te damos unos breves consejos para la conduc